La Ruta del Conejo Rojo

Oscar Basulto Ordóñez, artista tapatío de 1975, muestra con esta serie, su experiencia como burrero a través del desierto.
El proyecto “La Ruta del Conejo Rojo” nace trás 9 años de viajes al desierto potosino. El acampar en medio de este territorio hostil obliga a limitarse a las actividades básicas, como la preparación de alimentos y el mantenimiento del fuego. Sin embargo y a pesar de las condiciones adversas del desierto, la misma vastedad del lugar hace aflorar la creatividad.

Siendo este lugar de México uno de los mas deshabitados en el país, creemos que ahí afuera hay una gran cantidad de imágenes que merecen ser observadas, y brin- dadas a espectadores ajenos a este entorno. Por tal motivo, hemos realizado un viaje por el interior de este desierto a través de 350 Km. de sur a norte en una caravana con dos artistas y tres burros, la cual tuvo lugar el 5 de diciembre de 2006, saliendo del poblado de Cruces, S.L.P., el 15 de enero de 2007, llegando al poblado de Concepción del Oro en Zacatecas con un acervo de imágenes para ser mostradas.
Este es un viaje con una visión plástica. mostrando a través de la imaginación del artista el lado íntimo de la estética del desierto, la policromía de las sombras y la monocromía de la luz, complemento armónico entre los elementos, personajes y momentos de la ruta.

El ojo humano al ver una imagen solo ve los colores evidentes sin profundizar en ellos. Al inicio de la serie la visión es monocromática, donde el observador se centra en la situación más que en el color. De aquí se parte a escenas donde el color es el protagonista y comienza una experimentación de colores y tonos acomodados aleatoriamente sin mezclarse entre si para dejar que el espectador los fundan por si mismo.. hasta llegar a una división más evidente utilizando líneas blancas o negras para dejar que cada color vibre por si mismo y buscando la estética no como un fin sino como una herramienta más… para reflejar el sentimiento o los sentimientos de cada individuo que se enfrenta a la pieza.

La verdad es que llegué del viaje triste con mi país, y pensé en hacer cuadros de un solo color. Pero empecé a pintar y salieron los colores. Quiero darle la visión de ese lugar tan olvidado. Me gustaría que la gente se diera cuenta que ese México existe, el que pensamos que era de la Revolución, el México raro es el de las ciudades.

-La Jornada Jalisco
Martes 31 de Julio del 2007

Mostrando 1–8 de 57 resultados